Me contagié de COVID y esto aprendí mientras me recuperaba

Un pingüino enfermo

Si tuviera que describir lo que pasé en una frase seria «el COVID se siente como correr una maratón con mascarilla luego de que Mike Tyson te golpeara durante 10 días seguidos«.

Diferente de lo que muchas personas piensan, la enfermedad es muy real, y el sentimiento de asfixia te hace pensar que esa podría ser tu última noche y en mi caso moriría solo. Mi caso fue catalogado como moderado en la escala de 1-asintomático, 2-leve, 3-moderado y 4-severo.

Mi objetivo con este post es escribir mi experiencia para recordar en unos años como sobreviví, lo que sufrí, las cosas que aprendí y como gracias a Dios y al seguimiento del doctor Pedro Artero, salí adelante.

¿Que pienso de los que niegan la enfermedad o la minimizan?

Doña chonita

Están bien imbéciles.

El COVID es una enfermedad que mal tratada te puede matar en 14 días. Nadie es imprescindible en un trabajo, si no cuidas tu salud y mueres ten por seguro que tu jefe simplemente te reemplazara, no hay trabajo que valga el riesgo de morir sin despedirte de los tuyos.

No es una gripona y tampoco es una enfermedad inventada, es una enfermedad que en casos moderados-severos te va a llevar a una neumonía en menos de una semana.

Un caso moderado en realidad no significa que no vas a sentir nada, más bien significa que no necesitaste oxigeno de forma artificial, pero no por esto dejan de ser malos. La clave según lo que viví es tratarse lo más rápido posible.

¿Mi perfil y como me contagié?

Tux

A pesar de que no tengo un perfil «atlético» me considero alguien saludable. Realizaba al menos 12 viajes por año (muchos como mochilero), sin diabetes, hipertensión, obesidad, me ejercitaba regularmente antes de la pandemía, no comía mucha comida chatarra y trabajo desde casa. Logré llegar hasta los 100 días de encierro sin mayores sobresaltos pero cometí un único error: Salir por alimentos.

Dado que salia una vez a cada 15 días tengo bastante claro en mi línea de tiempo que me contagié en uno de estos dos lugares:

El supermercado o en la salida a la tienda de mi cuadra por un helado.

Debo decir que siempre salí con mascarilla pero como sugiere la evidencia nueva en Nature, el COVID seguramente también se transmite por aire y en estas dos ocasiones no usé un respirador N95 porque se me habían acabado.

¿Que cosas aprendí de este proceso?

  • La gente con diabetes e hipertensión es especialmente sensible a la enfermedad y el motivo es básicamente que tu corazón y pulmones trabajan bajo muchísima más presión de lo que comúnmente lo hacen mientras tu cuerpo lucha contra el COVID. No es una sentencia de muerte pero no debe tomarse a la ligera.
  • La toma de temperatura en la entrada a locales será básicamente una perdida de tiempo. Los días que tuve fiebre alta fueron pocos en comparación a los días de la enfermedad, incluso enfermo pasaba sin inconvenientes esos controles cuando iba a hacerme exámenes.
  • Ninguna medida es extrema, hasta este momento no se como me contagié pero si se que ademas de la mascarilla pude haber ido con careta y tal vez no estuviera escribiendo este post.
  • Que un caso sea moderado no es que uno se dedique a ver Netflix y descansar tranqui con un libro. Solo significa que no te pusieron oxigeno y la linea es delgada hacia un caso severo.
  • La clave es recibir tratamiento y seguimiento rápido. Por eso Guatemala fracasará contra el COVID, la cobertura en salud es inexistente.
  • La mayoría de pruebas que se anuncian en la tele son probablemente de centros privados, ni para eso sirve el gobierno. El día que me hice la prueba el centro donde la realicé hizo casi 100 pruebas.
  • En un caso moderado de COVID el tratamiento (termometro, oximetro, anti inflamatorios, antibiótico, vitaminas, rayos X, prueba de sangre, ferritina, prueba de COVID) alcanza fácil los Q 3000 ($ 400). Es «poco» frente a otras enfermedades, pero para algunas personas sera la diferencia entre vivir o morir ante la ausencia del estado. Es bueno contar con una linea de crédito mínima o ahorros si te da COVID.

Síntomas y línea de tiempo de los 15 días de crisis

La caída de Tux

Poco menos de una semana después de ir al super, mi línea de tiempo fue la siguiente:

Día 1

Empecé con un dolor de cabeza extraño, soy una persona que no padece migrañas y de la nada sentí dolor de cabeza y un poco de debilidad. Una aspirina y a dormir.

Día 2

El dolor de cabeza continuaba, pero pasado el medio día me empecé a sentir muy mal y débil. Arranca la fiebre (37.9) que esa noche-madrugada llego a (38.6), con nauseas, dolor en todo el cuerpo. Diferente de una gripe normal, la fiebre llegó inmediatamente y fue aquí que supe que esto podía ser COVID.

Día 3

Luego de consultar con el doctor, me sugirió iniciar tratamiento preventivo con antiinflamatorios y antivirales, así como tratar de bajar mi fiebre. El doctor también me sugirió hacerme una prueba de sangre para buscar indicios o descartar COVID y tuve que ir por ella en moto ya que en Guatemala hay restricciones de circulación de vehículos, mis resultados demorarían dos días por la alta demanda en Guatemala. Nunca había manejado moto en este estado y debo decir que fue en lo mínimo, interesante.

Día 4

No fue un día muy diferente, febricula todo el día, falta de apetito y los antiinflamatorios empezaban a ayudarme junto con medicina para bajar la fiebre. Este día perdí el sentido del olfato.

Día 5 y 6

Empezaba a sentirme «mejor» pero me seguía poniendo cada vez más débil, luego de llamar como 10 veces a la linea del gobierno de Guatemala para el COVID y no obtener ninguna respuesta sabia que tenia que salir de esto por mi cuenta, la verdad no se ni porqué llame, el gobierno en mi país solo existe para robar.

Este día y siguiendo indicaciones médicas, cerré todas mis redes sociales, salir del COVID también es un proceso mental y no me ayudaba en nada leer noticias que si me llegaba a agravar tenia dos opciones: 1-Morir porque ya no hay hospitales públicos disponibles o 2- endeudarme por poco más de un cuarto millón de quetzales ($30,000) en un hospital privado.

Luego de ver mis exámenes de sangre el doctor me sugirió hacerme una prueba de COVID que no pude conseguir por medios públicos (porque simplemente no hay) y tuve que acudir a un centro privado pagando poco menos de $50 y hacer fila todo el día porque la crisis es real.

Acá descubrí que probablemente 50% o más de los resultados que el gobierno anuncia por sus medios son en realidad análisis en centros privados, todos están saturados.

Día 7

Este fue el peor día. Terminé el tratamiento preventivo de antiinflamatorios y llegó el resultado positivo para COVID-19.

El doctor me indicó que afortunadamente ya había iniciado el tratamiento y me indicó que debía monitorear constantemente mis signos vitales, especialmente oxigenación y temperatura.

Poco antes de intentar dormir la presión en el pecho empezó a aumentar y sentía una asfixia horrible, el aire me empezó a faltar y ya solo podía pensar que si necesitaban hospitalizarme no sabia que hacer, vivo solo y no sabia como pedir ayuda. Mi novia estuvo pendiente de mi toda la madrugada y la orden del doctor fue hacerme más exámenes inmediatamente.

Día 8

La falta de aire y presión en el pecho ya es constante y aumenta, en los rayos X efectivamente se empieza a ver la inflamación en los pulmones y empieza una neumonía por COVID por lo que es momento de iniciar un segundo tratamiento más agresivo basado en antibióticos y esperar que mi cuerpo reaccione.

Acá es importante señalar que es conveniente tener un oximetro ya que la sensación de asfixia se siente aunque no bajes de 90% de oxigenación, el número clave para decidir si te deben internar.

El «tratamiento» del COVID es ayudar al cuerpo contra los síntomas y esperar lo mejor.

Día 9, 10 y 11

De estos días sinceramente no recuerdo mucho, básicamente me concentraba en no morir. Cualquier esfuerzo mínimo me dejaba sin aire, cualquier posición para dormir era incomoda y tenia mucho sueño. Trataba de dormir, ver TV y pensar en cosas positivas. Las constantes fueron dolor de cabeza, diarrea, dolor de cuerpo, debilidad. Nunca me había enfermado así.

Estos son los días claves para saber si alguien necesitara ser hospitalizado y muchas personas buscan ayuda hasta este punto.

Día 12

Este día fue más o menos igual que los anteriores, solo que por fin empece a sentir que podía respirar un poco más, estas son buenas noticias.

Día 13, 14 y 15

Continué recuperando la respiración de a poquitos, cada día me siento un poco mejor y debo extremar medidas para cuidar mi salud. Finalmente paso de tratamiento con antibiótico a tratamiento con vitaminas.

La debilidad continua y perdí poco más de 10 libras, pero voy a vivir para contarlo.

Recomendaciones si te da COVID

A partir de esta experiencia mis recomendaciones serian las siguientes:

  • Mantener la calma: El angustiarse con el proceso agrava el sentimiento de asfixia y la mente es poderosa, especialmente en sentirse mal. Yo suelo ser una persona muy «realista» pero el distraerme ayudó en mi proceso para no caer en un hospital.
  • Comprar a tiempo un termometró y un oximetro: Serán los instrumentos vitales para un tratamiento en casa.
  • Definir una red de soporte y «cut the bullshit«: Lo que menos necesitas es gente cuestionandote, burlandose e incomodandote con sus preguntas o porqué no tomaste precauciones. Necesitaras una red de soporte para la alimentación, búsqueda de medicinas, especialmente porque las mismas están escasas (Guatemala tu nombre inmortal).
  • Apoyarte en la telemedicina: Ya sea que tengas un médico de cabecera o no, un paso previo es definir quien te dará seguimiento. Todos los tratamientos son experimentales en este punto y solo tratan la sintomatologia. Es vital contar con el seguimiento de un médico y no bancarse la enfermedad como una gripe normal. Un dato curioso es que el centro donde uno se realiza la prueba (CIAM en mi caso) te da una llamada gratis de seguimiento y también te hace SPAM para que puedas «adquirir» las teleconsultas con ellos.
  • Come frutas y verduras: Tu cuerpo va a necesitar mucha «gasolina» para salir de esto, nunca había comido tanta fruta en mi vida en tan poco tiempo pero fue necesario para salir.

29 Replies to “Me contagié de COVID y esto aprendí mientras me recuperaba”